La sonda espacial Voyager 2 se acerca al espacio interestelar

La sonda espacial Voyager 2 de la NASA que fuera lanzada allá por 1977 para realizar un gran recorrido por nuestro sistema solar podría estar cerca del espacio interestelar. La sonda se encuentra a más de 17 mil millones de kilómetros de la tierra y lleva consigo un mensaje para los extraterrestres, el icónico Disco Dorado además, por si fuera poco esta aún envía datos a diario desde sus diversos sensores a la tierra. Recientemente ha detectado un aumento en rayos cósmicos de mayor energía que se originan fuera de nuestro sistema solar, este aumento de rayos cósmicos indica que la Voyager 2 pronto podrá atravesar la heliosfera, que vendría a ser la “burbuja” de partículas cargadas generadas por nuestro sol, y cruzar hacia el espacio interestelar. Mientras tanto la Voyager 1 ya se encuentra  en el espacio interestelar desde el 2012.

Desde el JPL dicen:

El hecho de que la Voyager 2 pueda acercarse a la heliopausa seis años después de la Voyager 1 también es relevante, ya que esta se mueve hacia adentro y hacia afuera durante el ciclo de actividad de 11 años del Sol. La actividad solar se refiere a las emisiones del Sol, incluidas las erupciones solares y las erupciones de material llamado eyecciones de masa coronal. Durante el ciclo solar de 11 años, el Sol alcanza un nivel de actividad máximo y mínimo.

Estamos viendo un cambio en el entorno que rodea a la Voyager 2, no hay duda al respecto“, dijo el científico del proyecto de Voyager, Ed Stone, con base en Caltech, Pasadena. “Vamos a aprender mucho en los próximos meses, pero aún no sabemos cuándo llegaremos a la heliopausa, es algo que puedo afirmar con certeza”.

En aproximadamente una década, las Voyager 1 y 2 se quedarán sin energía y quedarán en silencio. Pero aún continuarán sus viajes flotando entre las estrellas en órbita dentro de nuestra Vía Láctea esencialmente para siempre o hasta que sean interceptadas, un evento improbable pero ciertamente posible.

Quizás nunca sepamos si una civilización extraterrestre escuche alguna vez el Disco de Oro a bordo de las sondas, este fue un regalo de la humanidad al cosmos. Pero también es un regalo para la humanidad, el disco encarna un sentido de posibilidad. El disco y los Voyagers que los llevan son un recordatorio de lo que podemos lograr cuando estamos en nuestro mejor momento como humanidad.

Japón aterriza dos exploradores sobre un asteroide para estudiarlo

Durante Septiembre, una sonda espacial japonesa depositó dos pequeños exploradores en un asteroide a poco más de 321 millones de kilómetros de la Tierra. El vehículo utilizado para esto se llama Hayabusa2, y los rovers fueron los primeros en una serie de robots que el vehículo arrojará en la superficie del asteroide durante los próximos meses.

Operado por la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA), Hayabusa2 tiene la tarea de tomar una muestra de un asteroide llamado Ryugu y devolver esos materiales a la Tierra. La nave espacial se lanzó en 2014 en un cohete H-IIA y llegó a Ryugu en junio. Capturará varias muestras del asteroide durante el 2019 antes de regresar a nuestro planeta a fines del 2020.

En definitiva, el objetivo es aprender más sobre este asteroide y comprender mejor de qué están hechos este tipo de objetos. Se cree que los asteroides como Ryugu son restos de nuestro sistema solar primitivo que permanecieron relativamente sin cambios durante los últimos 4.500 millones de años, entonces proporcionan una buena instantánea de cómo era nuestro vecindario cósmico cuando los planetas se formaron por primera vez. Estudiar solo una pequeña muestra de un asteroide brinda a los científicos mucha información valiosa sobre cómo se originó nuestro sistema planetario.

Esta foto dinámica fue capturada por el Rover-1A el 22 de septiembre a alrededor de 11:44 JST. Fue tomado en la superficie de Ryugu durante un salto. La mitad izquierda es la superficie de Ryugu, mientras que la región blanca de la derecha se debe a la luz solar. (Proyecto Hayabusa2)

Simulación sobre la misión en si.

Más información sobre la misión en su página oficial.

Un viaje al agujero negro que vive en el centro de la vía láctea

El video que acompaña a esta entrada fue creado por la ESO (European Southern Observatory) utilizando información telescópica recolectada a lo largo de 26 años, el resultado es un viaje al agujero negro masivo que se encuentra en el centro de la vía láctea.

La descripción del video detalla lo siguiente:

Esta secuencia de video comienza con una amplia vista de la Vía Láctea, luego nos sumergimos en la polvorienta región central para echar un vistazo más de cerca. Allí acecha un agujero negro de 4 millones de masa solar, rodeado por un enjambre de estrellas que orbitan rápidamente. Primero vemos las estrellas en movimiento, gracias a 26 años de datos de los telescopios de la ESO. Luego vemos aún más de cerca una de las estrellas conocida como S2 pasando muy cerca del agujero negro en mayo de 2018. La parte final muestra una simulación de los movimientos de las estrellas.

Que buen viaje…

Google lanza un buscador de conjuntos de datos para científicos

El objetivo de Google siempre ha sido el de organizar la información del mundo y su primer objetivo fue la web comercial, ahora quiere hacer lo mismo pero para la comunidad científica con un nuevo motor de búsqueda de conjuntos de datos.

El servicio se llama Dataset Search se lanza hoy y será una especie de compañero de Google Scholar, el popular motor de búsqueda de informes académicos e informes. Las instituciones que publican sus datos en línea como universidades y gobiernos deberán incluir etiquetas de metadatos en sus páginas web que describan los describan incluyendo quién lo creó, cuándo se publicó, cómo se recopiló y así sucesivamente. Esta información será indexada por Dataset Search y combinada con Google’s Knowledge Graph (Ese es el nombre de las casillas que aparecen en las búsquedas más comunes. Por lo tanto, si el CERN publica un conjunto de datos X, también se incluirá información sobre el instituto en los resultados).

Natasha Noy, una investigadora de Google AI que ayudó a crear Dataset Search dice que el objetivo es unificar las decenas de miles de repositorios diferentes para conjuntos de datos en línea. “Queremos que los datos sean reconocibles, pero mantenlos donde está

Por el momento la publicación de conjunto de datos está extremadamente fragmentada. Diferentes dominios científicos tienen sus propios repositorios preferidos al igual que diferentes gobiernos y autoridades locales. La mayoría de los científicos saben donde buscar pero no siempre encuentran lo que realmente quieren o buscan y de acuerdo a Noy, es en el momento cuando salen en búsqueda fuera de su comunidad cuando se pone difícil de buscar y encontrar.

La investigadora de Google da el ejemplo de un científico del clima con el que habló recientemente, quien le dijo que había estado buscando un conjunto de datos específicos sobre las temperaturas oceánicas para un próximo estudio pero no pudo encontrarlo en ninguna parte. No fue si no hasta que se encontró con un colega en una conferencia que reconoció el conjunto de datos y le dijo dónde estaba alojado. Solo entonces podría continuar con su trabajo. “Y ni siquiera se encontraba en un repositorio especialmente boutique“, dijo Noy “El conjunto de datos estaba bien escrito en un lugar bastante prominente, pero aún era difícil de encontrar“.

El lanzamiento inicial de Dataset Search cubrirá las ciencias ambientales y sociales, los datos gubernamentales y los conjuntos de datos de organizaciones de noticias como ProPublica. Sin embargo, si el servicio se vuelve popular, la cantidad de datos que indexa debería aumentar rápidamente a medida que las instituciones y los científicos se esfuerzan por hacer que su información sea accesible. Es por eso que el éxito de esta herramienta de Google dependerá en sí de la gente que publica y la adopción de la práctica de añadir los metadatos solicitados por el buscador.

Más información.

Espectacular imagen captada por el Hubble de una nebulosa siendo atravesada por una estrella

Crédito: ESA / Hubble, R. Sahai y NASA

Se podría pensar que con tantos telescopios a su disposición, la NASA y la comunidad de astronomía en general tendrían mucho tiempo para mirar lo que quieran, pero el espacio es tan grande que incluso algunas de las anomalías más interesantes en el cielo pueden pasar desapercibidas, lo que vemos en la imagen de arriba es una nebulosa conocida como IRAS 05437 + 2502 y es una bastante rara.

La nube masiva de polvo de estrellas recién nacidas es descrita como “poco conocida” por la ESA, simplemente porque nadie realmente ha tenido tiempo de estudiarla en detalle desde su descubrimiento a principios de los años ochenta. Pero como podemos ver, tiene algunas características muy peculiares, una de las cuales es la aguda punta brillante que aparece en la parte superior de la nube.

A primera vista, parece ser una región pequeña y bastante aislada de formación de estrellas, y se podría suponer que los efectos de la feroz radiación ultravioleta de las estrellas jóvenes y brillantes probablemente fueron la causa de las llamativas formas del gas“, explica la ESA en una publicación de su blog. “Sin embargo, la característica brillante, en forma de boomerang podría contar una historia más dramática. La interacción de una estrella joven a alta velocidad con la nube de gas y polvo puede haber creado este arco inusualmente afilado y brillante. Una estrella tan imprudente habría sido expulsada del lejano y joven grupo donde nació y viajaría a 200,000 kilómetros por hora o más a través de la nebulosa “.

La imagen fue capturada por el telescopio espacial Hubble que a pesar de ser una verdadera reliquia en términos de edad, ha continuado ofreciendo fantásticas vistas. La cámara avanzada del satélite para reconocimientos (ACS) se utilizó para ajustar esta foto en particular, y la ESA señala que capturó la imagen casi sin querer durante un descanso en la “apretada agenda” del satélite.