Mil millones de impactos en la luna en tan solo un minuto

Nuestra luna puede parecer un poco aburrida a simple vista, con su superficie monocromática y manchas borrosas que revelan poco desde lejos, pero su paisaje no tiene nada de particular. Todos hemos visto fotos en alta resolución de la Luna y hemos visto sus innumerables cráteres congelados en el tiempo, preguntándonos de dónde vienen y cuánto tiempo han estado allí.

Utilizando datos de investigaciones recientes que revelan la edad aproximada de más de 100 de los muchos sitios de impacto de la Luna, System Sounds creó un fantástico video con la técnica time-lapse, que condensa más de mil millones de años de impactos de la Luna en una breve pero sorprendente animación.

El video comienza su cuenta atrás hace más de 1.300 millones de años mostrando los sitios de impacto lunar que aparecen en toda la superficie de la Luna. Junto con el efecto de rotación de la luna y los cráteres coloridos que van apareciendo a medida que avanza el video, se han asignado sonidos a cada impacto según su tamaño. Cuanto mayor es el impacto, más profunda es la nota musical asociada con él.

Sin sistemas climáticos o grandes cantidades de agua líquida en su superficie, la Luna proporciona condiciones ideales para que los cráteres de impacto permanezcan visibles durante cientos de millones o incluso miles de millones de años. En la Tierra, los sitios de impacto más pequeños se borran de manera relativamente rápida, con solo los cráteres más grandes siendo los únicos que aún permanecen a la vista. Determinar cuándo estuvo la luna bajo el bombardeo de rocas espaciales puede ayudar a los científicos a producir una línea de tiempo similar para la Tierra, incluso sin encontrar o contar los cráteres aquí en nuestro planeta.

El reproductor de películas que reproduce un cuadro por segundo

Como si tuviéramos pocas opciones para matar el tiempo, viene y aparece el “El reproductor de películas más lento” o “The Very Slow Movie Player” es un dispositivo que convierte una película en un fondo de pantalla avanzando la imagen un segundo por hora, el resultado es un cuadro viviente que nos muestra algo totalmente nuevo cada vez.

La idea se le ocurrió al diseñador e ingeniero Bryan Boyer durante uno de esos momentos en que todos estamos “sentados en casa pensando en formas de celebrar la lentitud”

¿Se puede consumir una película a la velocidad de leer un libro?“, Se preguntó a sí mismo, lentamente. “Disminuir la velocidad a una medida extrema da espacio para la apreciación de un objeto… pero la duración prolongada también comienza a cambiar la relación entre el objeto, el espectador y el contexto. Una película vista a 1/600 de la velocidad original no es una película muy lenta, es una especie de reloj borroso. Un Reproductor de películas muy lento (VSMP) no te dice la hora; Te ayuda a verte contra la mancha del tiempo “.

El Reproductor cuenta con una pantalla de papel electrónico conectada a una Raspberry Pi a la cual le cargamos una película, luego procesa y muestra un fotograma a la vez actualizando la pantalla con uno nuevo cada dos minutos y medio.

El Reproductor cuenta con una pantalla de papel electrónico conectada a una Raspberry Pi que se encarga de cargar una película, procesa y muestra un fotograma a la vez actualizando la pantalla con una nueva cada dos minutos y medio.

Esto suma 24 cuadros por hora en comparación con los 24 cuadros por segundo habituales: 3,600 veces más lento que lo que se ve normalmente y produce un (quizás) cuadro de 7 u 8,000 horas que ve en el transcurso de un año aproximadamente. .

Esto es similar al trabajo de Bill Viola, cuyos retratos en cámara super lenta son igualmente imposibles de ver de principio a fin (a menos que seas muy, muy paciente) y, por lo tanto, existe en una especie de limbo entre la imagen en movimiento y la imagen fija. .

La imagen en sí misma deja algo que desear, por supuesto: el papel electrónico tiene esencialmente una profundidad de color de 1 bit: blanco y negro. Por lo tanto, las sutilezas de color que se pueden ver en cualquier película, en color o no, se perderán en el tramado.

La forma en que lo hace ayuda a resaltar los contrastes y las zonas de una escena. Si queremos apreciarlo como un proceso, como una relación con el tiempo, como un objeto y una imagen que existe en el contexto del resto del mundo y de tu vida … para eso, tenemos este reproductor de películas muy lento.

Música creada a partir de movimiento e inteligencia artificial

La inteligencia artificial ya se encuentra en todas partes, y algo inevitable es que llegara a las artes. Yamaha publicó un nuevo tipo de tecnología de inteligencia artificial que traduce los movimientos del reconocido bailarín Kaiji Moriyama en notas musicales que son interpretadas automáticamente en un piano, algo así como “una forma de expresión que fusiona los movimientos corporales y la música“, dijo la compañía, esta lo puso a prueba durante un concierto en Tokio titulado Mai Hi Ten Yu, bailando y “tocando” el piano con su cuerpo acompañado por la Orquesta Filarmónica de Berlín, Scharoun Ensemble.

El sistema de Yamaha asegura que el bailarín produzca música que tenga sentido en lugar de solo notas al azar. Moriyama llevaba cuatro tipos de sensores en su espalda, muñecas y pies que traducían sus movimientos a datos, así la IA crea instantáneamente melodías basadas en una base de datos de música MIDI, estos luego se envían a un piano Yamaha Disklavier, en este caso un CFX concert grand de más de 150,000 dólares.

Aunque Moriyama estaba en gran medida a cargo del ritmo, el experimento plantea la cuestión sobre cuánto fue el realmente responsable de la música. Sin embargo, en el video que acompaña a esta entrada, el bailarín explica que tuvo mucho más que ver con todo de lo que podemos pensar. La música fue cambiando a medida que él se balanceaba lo que le permitió crear efectivamente diferentes melodías usando todo su cuerpo.

Si los movimientos del cuerpo se afinan lo suficiente para la IA, entonces es fácil ver cómo un bailarín puede obtener un control bastante granular de los acordes y las notas. Viéndolo de esa manera, la afirmación de Yamaha de que “esta actuación representa un progreso constante en la búsqueda de nuevas formas de expresión artística” es bastante acertada.

Windows 95 Mobile, video concepto de lo que pudo ser

En lo que a sistemas se refiere, mediados de los 90’s fue marcado por la llegada del sistema operativo Windows 95 de Microsoft, bastante antes de la llegada del ya difunto Windows Mobile para smartphone.

Así que este video concepto que acompaña a esta entrada es un vistazo a lo que hubiera sido Windows 95 como sistema operativo móvil y la verdad que se ve bastante bien, retro pero bien.

El video proviene del canal de animación 4096 de YouTube y se ve como una publicidad de un smartphone de la actualidad, en este podemos deleitarnos con los clásicos iconos de Windows 95 y aplicaciones adaptadas además de una versión antigua de Word e Internet explorer con algún que otro mensaje de error a la vista jeje.

El precedente real de esto es una especie de experimento que realizó Microsoft allá por el 2011 que publicó en un post de su blog donde se encontraban “adaptando windows a procesadores ARM” Si bien ESE experimento no se hizo realidad, sin dudas sentó las bases para que Windows 10 corriera sin problemas y en su formato completo en procesadores Snapdragon durante 2018 y de forma comercial.

Sobre destinos vacacionales falsos

Islas tropicales dentro de un hotel en Alemania.

Existen muchas maneras de viajar, con un presupuesto fijo o en primera clase; en un crucero o en un hostel; Con guías turísticos o nada más que una mochila, el celu y zapatillas cómodas pero el punto en común de los viajes es aproximadamente el mismo: dejar atrás la vida normal, aunque solo sea por un momento.

Sobrevolando Las Vegas

La fotografía de Reiner Riedler capta una porción de la industria de viajes que aprovecha ese sentimiento. Llamémosla “viajes fabricados” su serie Fake Holidays documenta lugares de vacaciones de todo el mundo pero todos son un espejismo, existen por ejemplo playas tropicales cristalinas construidas dentro de un resort en Alemania. Gente que se toman una foto frente a las réplicas del Monte Rushmore en China y cenan junto a las ruinas mayas de Florida. En Dubai, hay una estación de esquí cubierta, con nieve.

Primero me fascinaron las playas temporales en ciudades”, dice Riedler.Ahora son comunes en toda Europa, pero al principio de mi trabajo, esto era nuevo. Después del trabajo, la gente va a estas playas artificiales y disfruta de la sensación de estar de vacaciones. Me pregunté por qué las personas eran tan fáciles de manipular, como si la arena, las bebidas, la música y una tina de agua fueran los ingredientes para la felicidad “.

El fotógrafo decidió investigar esta tendencia y se enteró de que hay un negocio internacional importante que atiende a los profesionales que buscan una escapada inmediata sin importar la integridad del destino. A lo largo de varios años Riedler viajó desde su Austria natal a países como Alemania, Turquía, Estados Unidos, China, Japón y los Emiratos Árabes Unidos. Durante el transcurso de sus viajes prestó atención a las fuerzas emocionales que impulsan lo que él llama un boom en vacaciones falsas: “No hay peligro“. No hay cocodrilos ni malaria ”, dice Riedler. “Puedes ir a un viaje seguro de aventura solo por un día“. ¿El inconveniente? “Esto es emocionante por un día o dos, pero al final la gente encuentra que no hay historias que contar cuando regresan a casa“.

Viajar a un lugar imaginario no es nuevo, Disney World y Disney Land convirtieron hace mucho tiempo sus mundos ficticios en complejos en expansión repletos de falsos castillos, cascadas y piratas entre otras cosas. Pero la diferencia clave, como señala Riedler, es que los turistas en los centros turísticos de Fake Holiday están reemplazando la naturaleza con lámparas de sol de interior o pistas de esquí, y eso plantea algunas dudas sobre la responsabilidad ambiental. “Turismo significa consumo, consumo de cultura, naturaleza. Y estos mundos fueron creados a menudo bajo un esfuerzo tecnológico masivo “, dice. “No estoy seguro de qué es mejor: ir a los Alpes, sabiendo que la industria del esquí destruye la naturaleza en las montañas, o ir a una sala de esquí construida en Dubai, en el desierto“.