Marte tendría una gran cantidad de oxígeno bajo su superficie

life on mars

La posibilidad de vida en Marte ha sido tentadora durante años, y los descubrimientos recientes solo han aumentado la emoción sobre si la encontraremos en el planeta rojo. Ahora, un nuevo estudio en Nature Geoscience postula que es posible que Marte tenga suficiente oxígeno bajo su superficie para albergar vida (al menos vida tal cual la conocemos)

El equipo fue dirigido por Vlada Stamenković del Laboratorio de Propulsión (JPL) de la NASA y sus hallazgos se derivaron de dos descubrimientos diferentes. Sabemos que existe la posibilidad de que haya lagos sub-superficiales de agua salada en Marte; Uno en particular puede estar ubicado debajo de la capa de hielo polar marciana, esto significa que hay mucho potencial de oxígeno dentro de estos lagos, si es que existen obviamente.

En 2016, el explorador robot Mars Curiosity descubrió que Marte pudo haber tenido una atmósfera rica en oxígeno, pero la pérdida de su campo magnético significó que la mayor parte del oxígeno en la superficie escapó. Sin embargo, todavía hay oxígeno dentro de las rocas del planeta, lo que significa que puede estar presente debajo de la superficie del planeta.

Teniendo en cuenta dichos descubrimientos, el equipo dirigido por el JPL examinó la cantidad de oxígeno que podría existir en estos lagos sub-superficiales y si sería suficiente para sustentar vida. El equipo descubrió que de hecho es posible, especialmente en las regiones polares debido a las bajas temperaturas en el lugar que hacen que sea más fácil para el oxígeno penetrar y quedarse ahí.

Hay muchas dudas e incógnitas en esta investigación;  y es que después de todo aún no se ha demostrado la existencia de los lagos de los que hablamos, pero es el siguiente paso para demostrar cómo podría existir vida en el planeta rojo. Además, también nos muestra cómo es que podría existir vida en otros planetas sin la necesidad de fotosíntesis.

Mars Express, espectaculares imágenes tras 15 años orbitando Marte

La imagen muestra parte de la región de Arabia Terra, que está salpicada de cráteres de diferentes tamaños y edades. Los cráteres en esta imagen, causados por impactos en el pasado de Marte, muestran diferentes grados de erosión.

Una de las primeras misiones interplanetarias desarrollada por la ESA (European Space Agency) se llamó “Mars Express” y fue ambos, un sensacional éxito y un fracaso para el continente. La misión se lanzó allá por Junio del 2003 y llegó al planeta rojo durante las navidades del mismo año, las noticias del fracaso llegaron rápidamente cuando el “Beagle 2” el explorador enviado a la superficie, nunca mandó señales de vida una vez aterrizado. Ahora, una década después, científicos han descubierto que dos de los cuatro paneles solares del explorador fallaron en desplegarse, lo que bloqueó la antena de comunicaciones entre el explorador y la nave Mars Express que se mantiene en órbita alrededor del planeta rojo.

La nave espacial a pesar de el fallo del explorador se encuentra en buen estado y ahora cumpliendo su aniversario numero 15 en el espacio, podemos apreciar sus logros y es que con una combinación de cámaras de alta resolución, imágenes estéreo, altímetros y espectrometros, el Mars Express nos muestra al planeta rojo en formas total y completamente fascinantes.

Algunas de las imágenes que vemos son los polos con hielos, planicies similares a las de la tierra, etc. Con el tiempo, Mars Express ha ayudado a descubrir el pasado acuoso del planeta y potencial de haber albergado vida en un pasado muy muy lejano. No te pierdas las imágenes a continuación.

Esta vista en perspectiva en Noctis Labyrinthus se generó a partir de los canales estéreo de la cámara principal en el Mars Express de la ESA. Muestra los bellos detalles de los deslizamientos de tierra en las paredes inclinadas del bloque plano en primer plano y en las paredes del valle en el fondo.
Esta vista en perspectiva en Noctis Labyrinthus se generó a partir de los canales estéreo de la cámara principal en el Mars Express de la ESA. Muestra los bellos detalles de los deslizamientos de tierra en las paredes inclinadas del bloque plano en primer plano y en las paredes del valle en el fondo.
El cráter Neukum y las áreas circundantes se pueden ver en 3D cuando se ven con gafas rojo-verde o rojo-azul.
El cráter Neukum y las áreas circundantes se pueden ver en 3D cuando se ven con gafas rojo-verde o rojo-azul.
This sweeping view extends from the planet’s south polar ice cap and across its cratered highlands to the Hellas Basin (top left) and beyond.
This sweeping view extends from the planet’s south polar ice cap and across its cratered highlands to the Hellas Basin (top left) and beyond.
Esta imagen muestra una parte de la región polar norte de Marte en el solsticio de verano del hemisferio norte. Los depósitos de hielo polar siguen los ciclos estacionales. La capa está cubierta por agua helada y hielo de dióxido de carbono en invierno y primavera, pero en este punto en el año marciano, todo el dióxido de carbono se ha calentado y evaporado en la atmósfera del planeta. Solo queda hielo de agua, que aparece como áreas blancas brillantes en esta imagen.
Esta imagen muestra una parte de la región polar norte de Marte en el solsticio de verano del hemisferio norte. Los depósitos de hielo polar siguen los ciclos estacionales. La capa está cubierta por agua helada y hielo de dióxido de carbono en invierno y primavera, pero en este punto en el año marciano, todo el dióxido de carbono se ha calentado y evaporado en la atmósfera del planeta. Solo queda hielo de agua, que aparece como áreas blancas brillantes en esta imagen.
Esta imagen muestra una región del hemisferio norte del planeta conocida como Hefesto Fossae. La imagen ha sido coloreada para indicar la elevación del terreno: los tonos verdes y amarillos representan el suelo poco profundo, mientras que los azules y morados representan depresiones profundas, de hasta aproximadamente 4 km. Dispersos a través de la escena hay unas pocas docenas de cráteres de impacto que cubren una amplia gama de tamaños, con el mayor alarde de un diámetro de alrededor de 20 km. Se ha sobreimpreso en una larga e intrincada red de canales que indica el pasado acuoso del Planeta Rojo.
Esta imagen muestra una región del hemisferio norte del planeta conocida como Hefesto Fossae. La imagen ha sido coloreada para indicar la elevación del terreno: los tonos verdes y amarillos representan el suelo poco profundo, mientras que los azules y morados representan depresiones profundas, de hasta aproximadamente 4 km. Dispersos a través de la escena hay unas pocas docenas de cráteres de impacto que cubren una amplia gama de tamaños, con el mayor alarde de un diámetro de alrededor de 20 km. Se ha sobreimpreso en una larga e intrincada red de canales que indica el pasado acuoso del Planeta Rojo.
Una visión general del Hebes Chasma, un canal cerrado de casi 8 km de profundidad que se extiende 315 km en dirección este-oeste y 125 km de norte a sur en su punto más ancho. Se encuentra a unos 300 km al norte del vasto cañón Valles Marineris.
Una visión general del Hebes Chasma, un canal cerrado de casi 8 km de profundidad que se extiende 315 km en dirección este-oeste y 125 km de norte a sur en su punto más ancho. Se encuentra a unos 300 km al norte del vasto cañón Valles Marineris.
Una vista de la impresionante mesa central dentro de Hebes Chasma. Se ha sacado un trozo en forma de herradura de un lado del montículo (a la izquierda en esta imagen); el material se ha caído al piso del valle a continuación. Un parche oscuro parece acumularse como tinta derramada sobre los restos. Es muy probable que haya material suelto que se haya deslizado por las paredes desde una capa intermedia. El hielo derretido podría haber desempeñado un papel al debilitar las rocas para crear su apariencia fluida. ESA / D
Una vista de la impresionante mesa central dentro de Hebes Chasma. Se ha sacado un trozo en forma de herradura de un lado del montículo (a la izquierda en esta imagen); el material se ha caído al piso del valle a continuación. Un parche oscuro parece acumularse como tinta derramada sobre los restos. Es muy probable que haya material suelto que se haya deslizado por las paredes desde una capa intermedia. El hielo derretido podría haber desempeñado un papel al debilitar las rocas para crear su apariencia fluida. ESA / D
La región blanca brillante de esta imagen muestra la tapa helada que cubre el polo sur de Marte, compuesta de agua congelada y dióxido de carbono. Si bien se ve suave en esta imagen, en lugares cerrados la tapa es una mezcla en capas de picos, valles y llanuras planas. El casquete meridional alcanza unos 3 km de espesor en algunos lugares, y tiene alrededor de 350 km de diámetro.
La región blanca brillante de esta imagen muestra la tapa helada que cubre el polo sur de Marte, compuesta de agua congelada y dióxido de carbono. Si bien se ve suave en esta imagen, en lugares cerrados la tapa es una mezcla en capas de picos, valles y llanuras planas. El casquete meridional alcanza unos 3 km de espesor en algunos lugares, y tiene alrededor de 350 km de diámetro.
La imagen muestra parte de la región de Arabia Terra, que está salpicada de cráteres de diferentes tamaños y edades. Los cráteres en esta imagen, causados por impactos en el pasado de Marte, muestran diferentes grados de erosión.
La imagen muestra parte de la región de Arabia Terra, que está salpicada de cráteres de diferentes tamaños y edades. Los cráteres en esta imagen, causados por impactos en el pasado de Marte, muestran diferentes grados de erosión.
Vista de un cráter sin nombre en las latitudes septentrionales de Marte. El cráter tiene 35 km de ancho y una profundidad máxima de aproximadamente 2 km por debajo del borde del cráter. El parche circular de material brillante ubicado en el centro del cráter es hielo de agua residual.
Vista de un cráter sin nombre en las latitudes septentrionales de Marte. El cráter tiene 35 km de ancho y una profundidad máxima de aproximadamente 2 km por debajo del borde del cráter. El parche circular de material brillante ubicado en el centro del cráter es hielo de agua residual.
Vista en perspectiva de la capa de hielo del Polo Norte de Marte y sus distintivos canales oscuros formando un patrón en forma de espiral.
Vista en perspectiva de la capa de hielo del Polo Norte de Marte y sus distintivos canales oscuros formando un patrón en forma de espiral.
Una imagen de primer plano de la luna marciana Phobos.
Una imagen de primer plano de la luna marciana Phobos.
Una vista de color natural de Reull Vallis. Se cree que el canal similar al río se formó por el flujo del agua, que en una época distante cortó el terreno de las tierras altas y sucesivamente formó llanuras lisas. Con un ancho de cerca de 7 km y una profundidad de alrededor de 300 m, el suelo del valle muestra características lineales claras que se cree son ricas en hielo y formadas por escombros y hielo de una manera no muy diferente a la formación de valles glaciales en la Tierra.
Una vista de color natural de Reull Vallis. Se cree que el canal similar al río se formó por el flujo del agua, que en una época distante cortó el terreno de las tierras altas y sucesivamente formó llanuras lisas. Con un ancho de cerca de 7 km y una profundidad de alrededor de 300 m, el suelo del valle muestra características lineales claras que se cree son ricas en hielo y formadas por escombros y hielo de una manera no muy diferente a la formación de valles glaciales en la Tierra.

La NASA envía una nueva misión a Marte luego de cinco años

La NASA anunció el inicio de una nueva misión a Marte luego de una gran pausa de cinco años y aparentemente será bastante interesante, la misión se llamará InSight que significa Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transportation. Se trata de un explorador estático, es decir que permanecerá en un solo lugar de la superficie marciana al contrario de los otros exploradores enviados años atrás. El objetivo de la misión y el por que sobre su posición fija es que se encargará de explorar el interior del planeta, según la agencia espacial InSight es como una maquina del tiempo que traerá información sobre las etapas iniciales del planeta rojo de hace más de cuatro mil millones de años atrás.

Esta misión ya se encuentra en camino y se espera que llegue el 26 de Noviembre de este año (2018) Cuando esta llegue al planeta aterrizará en lo que se conoce como una de las partes más aburridas de este, llamada Elysium Planitia una gran meseta plana sin montañas, rocas o cráteres que son cosas de las más estudiadas en misiones anteriores pero como ya dijimos InSight no hará lo mismo y es que utilizará un sismómetro  y otros instrumentos que le permitirán mirar dentro de Marte aunque de igual manera tendrá cámaras para fotografías el exterior.

Lo que buscará en particular es por terremotos marcianos y es que a diferencia de nuestra tierra, Marte no tiene placas tectónicas en movimiento pero se piensa que puede tener terremotos de magnitudes de hasta 7.0 causados por el enfriamiento del planeta, actividad volcánica y otras actividades tectónicas. El sismómetro es una estructura de domo que se plantará en la superficie y estudiará las vibraciones del planeta, es tan sensible que puede detectar movimientos tan pequeños como los de un átomo de hidrógeno por ejemplo, a su vez tendrá un sensor de calor que será plantado a cinco metros de la superficie para medir el calor del núcleo del planeta por primera vez, con todos estos instrumentos juntos tendremos un vistazo más real y preciso sobre el interior de este planeta.

 

Opportunity cumple 5000 días en Marte y sigue explorando

El explorador robot Opportunity de la Nasa que se encuentra en Marte cumplió 5000 días marcianos, un nuevo hito para este robot con rudas y es que se esperaba que viviera tan solo 90 días sobre la superficie del planeta rojo a causa del invierno en este. Opportunity se encuentra actualmente funcionando junto con su hermano Curiosity.

Opportunity fue lanzado allá por Julio del 2013 junto con un explorador gemelo llamado Spirit, este par aterrizó en Marte con tres semanas de diferencia cada uno en Enero del 2004 teniendo cada uno rutas opuestas a cada lado del planeta, el día que aterrizó Opportunity (25 de Enero) fue considerado Sol 1, este termino “Sol” hace referencia a “Día Solar” en Marte que es lo que le toma al planeta en rotar una vez alrededor de su eje, su duración es similar a la de la tierra con una diferencia de 40 minutos extras en el planeta rojo.

Como habíamos dicho, la razón para la duración de 90 sols de la misión de Opportunity y Spirit fue que la NASA no esperaba que estos sobrevivieran el invierno marciano cuya duración es casi el doble que el de la Tierra. Ambos exploradores aterrizaron en el hemisferio sur, el cual no recibe mucha luz solar durante esta estación así que se pensó que los exploradores no tendrían suficiente poder para funcionar durante la estación pero se las ingeniaron para apuntar los paneles solares de los robots al norte del planeta que es desde donde aparece el sol durante el invierno en Marte, esto permitió que ambos excedieran su tiempo de vida planeado.

Ahora, seguro se preguntan por que Opportunity es el único festejando un nuevo aniversario y es que Spirit se quedó atascado en una trampa de arena por lo que no se lo pudo apuntar al norte durante su cuarto invierno en el 2009 y finalmente murió mientras que Opportunity ya va por su invierno número 8 en Marte y recorrió poco más de 45 kilómetros desde su ubicación inicial de aterrizaje además es responsable por grandes descubrimientos en la superficie marciana tales como la evidencia de la existencia de tierra y agua en su superficie. Actualmente se encuentra explorando un canal en el “Valle Perseverancia” ayudando a los científicos a entender los procesos geológicos que dieron forma a la región.

Esperemos que siga explorando por muchos inviernos más.

Este será el próximo explorador marciano de la NASA

Si todo sale como lo planea, la NASA lanzará en Julio del 2020 su nuevo explorador marciano. Este se encuentra todavía en construcción pero ya se puede ir avistando una gran cantidad de aparatos de alta tecnología que nos darán un vistazo aún mejor del planeta rojo.

El explorador esta siendo construido en el Jet Propulsion Laboratory en Pasadena, California y no tiene nombre todavía más que “Marte 2020” pero esto es lo de menos, su misión será al igual que sus hermanos mayores, recorrer el planeta en búsqueda de signos de que este fue habitable en el pasado y realizar análisis científicos sobre la geología, atmósfera y otros fenómenos naturales. Ahora, este se diferenciará de sus predecesores con algunos trucos extras bajo la manga.

Durante un anuncio de la agencia espacial, informaron que el explorador estará equipado con nada más y nada menos que 23 cámaras diferentes, nueve serán dedicadas para tareas de ingeniería, siete de ciencia y otras siete para rastrear la entrada, el descenso y el aterrizaje del aparato. Estos “ojos” nuevos permitirán crear mejores imágenes panorámicas para así estudiar Marte con un detalle mucho más alto que nunca.

A lo largo del descenso del explorador, las cámaras tomarán fotografías del paracaídas desplegándose y luego la lenta caída hasta la superficie marciana, una vez aterrizado otra de las cámaras analizará algunas muestras de rocas para que el robot pueda separar algunas muestras y depositarlas a un lado para que misiones futuras puedan recolectarlas.

Las cámaras mostrarán más color y más procesamiento de imágenes en 3D que el que realiza actualmente Curiosity, 2020 dispondrá de la “Mastcam-z” significando la “Z” zoom. Estás cámaras proveerán también soporte para más imágenes estereoscópicas que son buenas para escanear las características geológicas, medir distancias y buscar nuevos sitios de exploración desde lejos.

Por otro lado las “Navcams” y “Hazcams” utilizadas en otros exploradores para navegar el planeta y evitar peligros producían imágenes de tan solo 1 megapixel mientras que las versiones nuevas de estas cámaras las producirán a alta resolución en 20 megapixel y en color. Estas además tendrán estabilización de imagen para reducir borroneos permitiendo así tomar mejores fotografías con el equipo en movimiento o bien soportando fuertes vientos.

 

Estos y muchos otros  avances tecnológicos cómo por ejemplo un drone que sobrevolará cerca del explorador, estarán en  Mars 2020 que transmitirá a todo poder toda la información que recolecte a nuestro preciado planeta tierra.