Un viaje al agujero negro que vive en el centro de la vía láctea

El video que acompaña a esta entrada fue creado por la ESO (European Southern Observatory) utilizando información telescópica recolectada a lo largo de 26 años, el resultado es un viaje al agujero negro masivo que se encuentra en el centro de la vía láctea.

La descripción del video detalla lo siguiente:

Esta secuencia de video comienza con una amplia vista de la Vía Láctea, luego nos sumergimos en la polvorienta región central para echar un vistazo más de cerca. Allí acecha un agujero negro de 4 millones de masa solar, rodeado por un enjambre de estrellas que orbitan rápidamente. Primero vemos las estrellas en movimiento, gracias a 26 años de datos de los telescopios de la ESO. Luego vemos aún más de cerca una de las estrellas conocida como S2 pasando muy cerca del agujero negro en mayo de 2018. La parte final muestra una simulación de los movimientos de las estrellas.

Que buen viaje…

Un vistazo como nunca antes a Neptuno con un telescopio terrestre

A pesar de estar a unos 4.504.300.000 km de la tierra, podemos ver al octavo planeta de nuestro sistema solar contando desde nuestra estrella, Neptuno se ve particularmente nítido en este nuevo set de imágenes capturadas por uno de los telescopios más poderosos del mundo. Ubicado en Chile, el “European Southern Observatory” o “ESO” cuenta con el Very Large Telescope (VLT) que lo han utilizado por su tomógrafo laser para capturar imágenes de prueba de este planeta y el conjunto de estrellas a su alrededor, todo esto en conjunto con su “Multi Unit Spectroscopic Explorer” (MUSE) que a su vez trabaja con otro módulo llamado GALACSI Adaptive optics, que ayuda al telescopio a corregir la turbulencia a diferentes altitudes en la atmósfera, resultando así imágenes mucho más claras que antes capturadas desde la tierra.

A continuación una comparación sobre como luce el planeta con y sin el estabilizador activado.

Y esta es otra comparativa entre el famoso telescopio espacial Hubble y el terrestre de la ESO

NASA anuncia el descubrimiento de un nuevo sistema solar con 7 planetas similares a la tierra

ESO y NASA encuentran un nuevo sistema solar con planetas posiblemente habitables
Esta impresión artística muestra una vista de la superficie del planeta Proxima b, este orbita la estrella enana roja Proxima Centauri, la estrella más cercana al Sistema Solar. La estrella doble Alpha Centauri AB también aparece en la imagen en la parte superior derecha de Proxima. Proxima b es un poco más masiva que la Tierra y orbita en la zona habitable alrededor de Proxima Centauri, donde la temperatura es adecuada para que exista agua líquida en su superficie. Creditos: ESO/M. Kornmesser

Con la ayuda de los telescopios en el ESO (European Southern Observatory) la NASA anunció el descubrimiento de un nuevo sistema solar llamado TRAPPIST-1 (en honor al telescopio que lo descubrió) lleno de planetas similares en tamaño a nuestra vieja y querida tierra, el equipo detrás del descubrimiento asegura que las mediciones de densidad hechas sobre los planetas indican que seis de estos son similares a la tierra en cuanto a su superficie y que tres de ellos se encuentran además dentro de la zona habitable en la órbita que realizan a su estrella, es decir que es posible que exista agua en estado liquido en la superficie de estos, incrementando así la posibilidad de la existencia de algún tipo de vida

Trappist-1 Sistema solar
Representación del nuevo sistema solar llamado TRAPPIST-1

Este sistema se encuentra a unos 40 años luz de distancia, lo que indica que no esta tan lejos aunque de igual forma nos tomaría cientos de millones de años llegar ahí con la tecnología actual, más no tanto con la tecnología que se viene en el futuro cercano.

Increíble nueva imagen de Júpiter en infrarrojo

Júpiter, fotografía en infrarrojo.
La nave espacial Juno, la cual funciona en base a energía solar y que fuera lanzada allá por el 2011, se encuentra a menos de un mes de Júpiter para comenzar a orbitarlo de cerca y comenzar a estudiarlo. Es por esto que ya han comenzado los preparativos para su llegada que incluye fotografiar el planeta, de lo que estuvo a cargo el ESO (European Southern Observatory) quienes han obtenido una espectacular imagen del planeta en infrarrojo que lo hace ver como si fuera un salvaje infierno.
Estas imágenes fueron tomadas en formato ráfaga, editadas y puestas juntas para lograr así crear un mapa y ayudar a la nave Juno en su pasada por el planeta para así aprovechar al máximo el tiempo en órbita.
Más información en el sitio del ESO.
Imagen en mayor resolución.