La sonda espacial Voyager 2 se acerca al espacio interestelar

La sonda espacial Voyager 2 de la NASA que fuera lanzada allá por 1977 para realizar un gran recorrido por nuestro sistema solar podría estar cerca del espacio interestelar. La sonda se encuentra a más de 17 mil millones de kilómetros de la tierra y lleva consigo un mensaje para los extraterrestres, el icónico Disco Dorado además, por si fuera poco esta aún envía datos a diario desde sus diversos sensores a la tierra. Recientemente ha detectado un aumento en rayos cósmicos de mayor energía que se originan fuera de nuestro sistema solar, este aumento de rayos cósmicos indica que la Voyager 2 pronto podrá atravesar la heliosfera, que vendría a ser la “burbuja” de partículas cargadas generadas por nuestro sol, y cruzar hacia el espacio interestelar. Mientras tanto la Voyager 1 ya se encuentra  en el espacio interestelar desde el 2012.

Desde el JPL dicen:

El hecho de que la Voyager 2 pueda acercarse a la heliopausa seis años después de la Voyager 1 también es relevante, ya que esta se mueve hacia adentro y hacia afuera durante el ciclo de actividad de 11 años del Sol. La actividad solar se refiere a las emisiones del Sol, incluidas las erupciones solares y las erupciones de material llamado eyecciones de masa coronal. Durante el ciclo solar de 11 años, el Sol alcanza un nivel de actividad máximo y mínimo.

Estamos viendo un cambio en el entorno que rodea a la Voyager 2, no hay duda al respecto“, dijo el científico del proyecto de Voyager, Ed Stone, con base en Caltech, Pasadena. “Vamos a aprender mucho en los próximos meses, pero aún no sabemos cuándo llegaremos a la heliopausa, es algo que puedo afirmar con certeza”.

En aproximadamente una década, las Voyager 1 y 2 se quedarán sin energía y quedarán en silencio. Pero aún continuarán sus viajes flotando entre las estrellas en órbita dentro de nuestra Vía Láctea esencialmente para siempre o hasta que sean interceptadas, un evento improbable pero ciertamente posible.

Quizás nunca sepamos si una civilización extraterrestre escuche alguna vez el Disco de Oro a bordo de las sondas, este fue un regalo de la humanidad al cosmos. Pero también es un regalo para la humanidad, el disco encarna un sentido de posibilidad. El disco y los Voyagers que los llevan son un recordatorio de lo que podemos lograr cuando estamos en nuestro mejor momento como humanidad.

Comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.